jueves, 24 de septiembre de 2009

Razón vs Corazón


-¿Tienes un minuto?
-Sí claro, ¿que sucede?
-El problema es...
Otra ventana del messenger se abre de repente.
-Hey, tengo un problema...
-¿Qué fue?
Otra ventana se abre minutos después
-Estoy molesta con mi enamorado.
-¿Por qué?
Y así consecutivamente.
De acuerdo, hay veces que yo mismo me meto a averiguar que le sucede a una persona para intentar ayudarla, eso lo admito. Pero es muy diferente hacer eso de que la gente venga de repente con sus problemas, amorosos nomás. Mi problema no se centra tanto en una incomodidad por el hecho de confianza o que busquen un consejo, el problema es que si lo hacen todos juntos, si bien no intencionado, no puedo dedicarme a cada uno de ellos como deber{ia, no puedo prestar la total atención y concentrarme en el problema a la mano.
¿Por qué escribo esto? No es, como se puede pensar, en un intento de hacer que la gente deje de buscar aviso, y si creen que yo puedo ser de ayuda, me siento felíz que vengan a mí. Solo que hay un incoveniente que nunca he entendido.
¿Por qué la gente, buena gente, insiste en buscar consejos de las malas personas?
Realmente no tengo la menor idea que puedo aportar, nunca he estado en sus situaciones, pero aún así parece no importarles...pero el problema es que ellos son buenas personas, no son perfectas, pero sus intenciones están en el lugar correcto, que es dificil no querer que las cosas les vayan bien. Por ello siempre tengo esa incognita, y trato lo mejor que puedo de ser de ayuda, pero no puedo dejar de pensar que si digo algo incorrecto tal vez haga más daño que bien.
Y realmente, uno no quiere ser de esos que por su culpa la gente buena se mete en malas situaciones, ¿no?
O tal vez es por que no intento centrarme en los sentimientos, una ex-compañera de clases me dijo que ella me buscaba a mí por aviso ya que yo no le respondía con el clásico "Pero si ustedes se quieren todo va a estar bien, ya lo veras" cuando ella tenía problemas con su pareja...o tampoco me ponía de su lado inmediatamente, si no que intentaba permanecer neutral y dar consejos más logicos que sentimentalistas.
Que puede atraer toda la pregunta de "¿A qué escuchar, a los sentimientos o a la razón?"
Una pregunta que puede dar mucho de que dar, como "¿Quién ganaría en una pelea, los cavernicolas o los astronautas?" (Los astronautas no tienen armas)
Yo siempre creí que uno debía escuchar más a la razón que a otra cosa, pero no puedo decir que uno debe ignorar los sentimientos...después de todo eso es lo que nos hace humanos, ¿no?
...Tal vez es cuestión de equilibrio.
Pero, ¿que pasaría si solo tuvieramos que escuchar a uno? Ahora, ahí si hay una pregunta entretenida y no tan filosofica y llena de discución.
Yo eligo la razón, he vivido casi toda mi vida haciendo eso ,a excepción cuando se trata de notar como va la población, ahí el pedazo de carbón que tengo por corazón se rompe un poco, y creo que así seguiré.
¿Y ustedes?

domingo, 20 de septiembre de 2009

La sociedad, la vida y los libros


-Creo que es un gran engaño, creer que la humanidad, que la sociedad, puede hacer del mundo algo mejor.

-Así son las cosas. Todos los días debemos sonreír y ser educados, cuando lo único que queremos es coger a la mujer del vecino, robar sus cosas y no pensar en el tercio del mundo que muere de hambre.

-No digo que uno solo pueda arreglar todo, solo…Tal vez Hobbes tenía razón, tal vez el ser humano es el animal más peligroso de todos…

-Todo por que tenemos la capacidad de proyectarnos…podemos estar con el estomago lleno pero aún así planear que habrá de comer el día siguiente. “En los ojos del ser humano veo a mi potencial asesino”

-Tal vez ya no se trata de vivir, si no de sobrevivir.

-Ya no eres tan estupido como antes.

-O tal vez solo se necesita más música.

Mirada confundida, ceja levantada, un festival de confusión.

-¿Qué?

-Rorti creía que las artes servían más que la filosofía misma, creía que la educación de los sentimientos lo es todo. Si queremos vivir en una cultura de paz debemos ser más empáticos, debemos tener la capacidad de ponernos en los zapatos de los demás, y eso se logra con las artes. Con música, con libros, “La cabaña del Tío Tom”, películas, “La lista de Schindler”…

-…Aún eres el mismo idiota.

Empatía. Capacidad de ponerse en el lugar de otros. Es algo muy bueno, por todo lo vil y miserable que puede ser una persona, aún hay posibilidades que pueda sentir algo. Hace unos meses había entrado en una discusión calurosa con un compañero de estudios sobre la utilidad de la literatura y las artes en general, él defendiendo la postura que estas eran inútiles en su mayoría y yo defendiendo la idea que eran una gran parte de la humanidad.

Y ahora tengo este punto para dar mi último golpe a la hora de demostrar que no, la literatura no es inútil. Admito que hay libros basura (Twilight) pero creo que la mayoría tiene un significado, un mensaje oculto que para bien o para mal puede ser aprendido y meditado.

Después de todo, he escrito ensayos sobre libros y los mensajes detrás de estos, y me niego a aceptar que me digan que una de mis más grandes pasiones sea “inútil”

No es como que eso va a hacer una diferencia.

¿De que sirve que demuestre que los libros significan algo si no puedo hacer nada para mejorar la sociedad en la que vivo?

En una universidad de esta ciudad, en una clase de Ética, pasaron un video de racismo. El video consistía en un reportaje hecho a una discoteca, y de cómo esta negaba el acceso a personas que no tuvieran rasgos de euro descendientes, independientemente de que si poseía el dinero necesario o no. Al finalizar el video el profesor preguntó que opinaba la clase, y esta respondió en que les parecía bien la reacción de los dueños de la discoteca.

“Si yo quiero tener una empresa debo poseer el derecho a elegir el publico que quiero en mi negocio, y si quiero gente A1 debo tener el derecho de negarle el acceso a los que no lo son”

“Profesor, es que esa gente tiene costumbres asquerosas y de mala etiqueta”

“¿Acaso ellos no nos discriminan? ¿No debemos hacer lo mismo?”

“Yo no quiero a esa gente cerca mio, si estoy yendo a divertirme debería estar tranquilo, mi gente se merece eso”

Y comentarios así siguieron volando, toda la clase aparentemente de acuerdo con la discriminación. No sabía si sentirme abatido o irritado mientras escuchaba la historia, lo único que sé es que me sentí desilusionado con mi sociedad y con ese tipo de gente.

¿Cómo se llega a ese punto? A tal lugar que no te importa el maltrato a otros seres humanos, y no solo eso, si no que se apoya. ¿Acaso las personas no entienden que el mismo hecho de tener vida significa que miles de potenciales personas murieron en nuestro lugar? ¿Esto solo no debería ser suficiente para que la gente haga su mejor esfuerzo para construir una sociedad que se apoyé, una cultura de paz? ¿Tan poco ya vale el sufrimiento y vida humana? ¿Qué clase de educación ha recibido esa gente en sus casas para pensar de esa forma?

Tal vez realmente no hay nada que hacer.

O tal vez realmente necesitamos más buenos libros.

Y lectores.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

El Rosa Esta En El Aire


-¿Tu hace mucho que no te enamoras de alguien verdad?
-Diría que enamorarse es una palabra muy fuerte…
-¿Alguna vez te has enamorado?
-No creo que el amor sea un sentimiento que debería jugar un papel en mi vida, así que realmente no.

Mirada extraña, como si de repente me hubiera crecido otra cabeza. Estoy acostumbrado. He explicado miles de veces que desde hace años decidí no vivir con el sentimiento, y lo he cumplido de forma impecable en los últimos tiempos.

¿Por qué es tan raro de entender esto?

Probablemente se deba al hecho que el “rosa esta en el aire”… ¿es acaso Septiembre el mes del enamoramiento o algo por el estilo? La mayoría de blogs que visito tienen una entrada en el último mes que relata las aventuras del escritor con alguna persona del sexo opuesto, lo cual me llama la atención. Casi tanto como a ellos los sorprende cuando digo “No me he enamorado y no tengo planes de hacerlo”

Esto no es, como podría pensarse, una especie de queja a otras personas, usualmente si tengo algún inconveniente con alguien no tengo problemas en hacérselo saber. Simplemente son, otra vez, desvaríos de una mente que analiza demasiado las cosas.

Una vida solitaria. Eso es lo que quiero. Quiero dedicarme a hacer algo que me guste, quiero agarrar parte del dinero que haga y dárselo a alguien que lo merezca y quiero vivir solo. ¿Es tan raro de comprender? Me han hecho problemas por el asunto antes… ¿pero es comprensible no? En especial ahora, cuando todos tienen un punto en el que centrar sus deseos, supongo que será lo natural esperar que los demás también lo hagan.

No es como si haya tenido mala experiencia en el tema, ya que nunca lo he vivido. A las únicas personas que, creo, he amado son los miembros de mi familia, y hasta ahora no se si decir si es amor o simplemente una lealtad muy bien cementada.

Lo que no entiendo es por que gente trata este tema como si me estuviera muriendo, aprecio la preocupación, pero hay problemas muchos más grandes a los que prestar atención que lo que sea que suceda conmigo, yo no estoy en la lista de “Personas que merecen ser ayudadas”, son aquellas personas las que merecen la preocupación de otros. No yo.

----------------------------------------------------------------------------------

Aparentemente este espacio es interesante para una persona ¿Por qué? No tengo la menor idea. Probablemente ya se desencantó y solo puso este espacio entre sus nominados por intentar ser un buen compañero, de todas formas se aprecia, me arrancó una mueca parecida a una sonrisa.

Así que gané un premio…

Bueno, este premio me lo ha otorgado Radamanto, aprecio el premio y espero que resuelvas tus dudas románticas muchacho.

Normas:

1. Enlace a la persona que te lo entregó (arriba)
2. Poner las reglas del blog (ósea esto)
3. Entregarlo a 5 personas y decir el porque.
4. Informarles con un comentario en su blog.
5. Compartir 5 cosas que te gusta hacer.

Y los ganadores son:

Ahora es donde haré una divergencia de lo que la mayoría creé que haré, ya que mi lista consistirá de 5 blogs que me entretienen de muchas formas, pero que no necesariamente sus escritores se pasan por aquí.

-Zutone, porque sus escritos te hacen reír y sentir más inteligente cada vez que los comprendes, su blog es uno de esos que te hacen sentir inteligente por haberlo descubierto, saludos Sapo-Lobo-Hombre, el habita en el Caos de Realidades

Además, ¿Cuántas personas pueden decir “Me siento como Hal Jordan cuando se vio impotente al ver Coast City destruida”…?”…eso solo, a mi parecer, ya merece el premio.

-Roxana, no la conozco pero las frases que pone en su blog, mujeres descosidas, me han hecho analizar la vida…Gracias.

-Cristina Poulain, Porque su teoría de que las cosas llegan a destiempo me ha hecho reflexionar sobre el sendero en el que va mi vida…y porque cualquier persona a la que le gusta Amelie se merece un voto a favor. Su blog: Algo que conntar

-Noel, porque pese a que ya sé que recibió el mismo premio de parte de Radamanto no podía dejar pasar la oportunidad para recordarle que el también debe aceptarlo…y porque su blog, Diario de un cabrón, es como ver una telenovela…en la que quieres ahorcar al personaje principal, o sea, muy buena.

-Lourdes, porque sé que también recibió el mismo premio de parte de Cristinaa…pero que más da. Es una buena persona y lleva soportando este blog más que nadie, así que un premio por su paciencia :) Su blog "Cuaderno de Bitácora"

5 cosas que me guste hacer:

-Ver televisión.
-Escuchar música mientras viajo en un carro, abre las ventanas que son responsables por la mayoría de entradas en este blog.
-Leer comics, mis gustos son mis gustos.
-Escribir y leer.
-Hablar sobre la vida con las personas cercanas a mí.

Gracias a todos por soportar otra transmisión.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

¡Por el Mundo!


-Me siento como basura.
-¿Por qué?

Levanté la mirada, mi hermano seguía comiendo tranquilamente, la forma en como me sentía de poco interés para él. Le expliqué que en mi trayecto de la universidad para el hogar un hombre habría entrado vendiendo dulces, y yo había comprado dos. Momentos después entró un joven y ofreció caramelos, y yo, pesé a tener dinero de más me hice el desentendido.

“No puedes intentar salvarlos a todos” me dijo mi hermano antes de agregar un “No hay que ser cojudo pues, ser buena persona nunca va a lograr nada por ti”

Dejé pasar los choques de creencias, hace mucho tiempo entendí que discutir con él jamás lograría nada. Más bien, como siempre, interiorice las palabras e intente analizarlas. No puedes intentar salvar a todos, eso me había dicho. Siempre he querido debatir este punto… ¿Por qué la gente dice que no se puede salvar a todos? ¿Es un mecanismo interno que nos impide realizar el máximo esfuerzo?

Tal vez sea cierto que una sola persona no puede arreglar los problemas del mundo, o siquiera de los demás. ¿Pero no debería intentarlo? ¿Acaso en tantos años de “evolución” y “madurez” hemos olvidado lo más importante: cuidarnos entre nosotros? ¿Qué nos hace falta para hacer ese salto? ¿Para siquiera intentarlo? Tantos años han pasado, tantas revoluciones y guerras, protestas y luchas, por el derecho a la igualdad y hermandad…pero la verdad es que estamos tan alejados los uno de los otros como al principio.

“No puedes intentar salvar a todo el mundo”… ¿es cierto eso? Me niego a creerlo si lo es. ¿No es cada persona un conjunto de cualidades, defectos y experiencias? ¿Un cúmulo de actitudes y personalidades, juntas de tal manera que forma un universo particular?

Podemos maravillarnos ante la hermosura de nuestro planeta, sus diferentes paramos y espectáculos…desde los desiertos mas áridos hasta su glaciar más frío, pasando por multitud de proezas humanas y naturales, pero por alguna razón no podemos sentarnos un momento e identificar tales bellezas, maravillosos paisajes, dentro de nosotros mismos. Así como identificamos que el mundo es único e incomparable debemos igualmente analizar a cada ser humano, como único e irremplazable.

Hemos crecido en una cultura en la que reina la competitividad, y en que aplaude el aprovechamiento de todas las oportunidades posibles, tanto morales como amorales. Donde uno debe centrarse en uno mismo y no siquiera dar una segunda mirada a aquellos que caen en el transcurso de la carrera, dejar que se pierdan entre todo el polvo levantado, ya que lo importante, lo más importante, es llegar a la meta, llegar al oro, primero.

¿Entonces…que nos hace falta para intentar darnos una mano, para levantarnos y apoyarnos en una época llena de odio e inseguridad?

Fuerza de voluntad.

Después de todo, la fuerza de voluntad siempre ha estado presente en todos los aspectos de la vida humana. Desde el incentivo a lograr llegar a la meta hasta en el espectro de emociones que rigen nuestras vidas.

Al fin y al cabo el espectro de emociones por si solo no vale nada.

¿El odio? Nos destruye desde dentro, solo tomando una decisión, haciendo algo al respecto, podemos lograr algo. Ya sea dejándolo ir o tomando represalias contra la causa del malestar, sin tomar una decisión nos destruirá totalmente. ¿Avaricia? Una muestra total de fuerza de voluntad…uno se abalanza por lo que quiere, porque lo quiere todo al fin y al cabo, ¿pero sirve de algo solo querer y nunca arriesgarse a conseguir? No, ahí entra de nuevo el poder de la toma de decisiones.

El miedo. O nos rendimos ante el o lo luchamos y doblegamos. No hay otra opción…cualquiera que se tome muestra cuanta capacidad de toma de decisiones tenemos. Esperanza. Debemos tener la fuerza necesaria para tenerla…podemos vivir sin ella, pero de forma vacía. Ya sea esperanza en que alguien especial esta ahí fuera o que puedes hacer por el mundo, esta emoción es necesaria en nuestras vidas. Pero solo es algo productivo cuando hacemos algo al respecto…si no, la emoción por si sola será pisoteada sin apoyo, y terminaremos peor que cuando empezamos a creer.

La compasión. Un noble sentimiento…pero sin la capacidad de hacer algo al respecto solo se logra hacernos ver como hipócritas, no como personas compasivas…sino solo como personas que le dan pena las cosas. Puede que veamos a una persona siendo asaltada en la calle, o a alguien sufriendo…pero si solo pasamos y no hacemos nada al respecto, ¿de que sirve? Cuando tomamos la decisión de acercarnos e intentar cambiar las cosas, cuando tomamos la decisión de impedir el sufrimiento…ahí estamos logrando algo, ahí estamos usando el sentimiento de modo constructivo.

El amor…llamado el más noble y puro de los sentimientos. ¿Lo es? Ha sido la razón de guerras, batallas y muertes. Puede que sea el único de todos los sentimientos que puede llevarnos de la mano y visitar cada uno de los demás. Odio a la idea de traición. Avaricia de tener todo para asegurar el amor de la persona. Miedo al rechazo y a quedarse dolo. Esperanza que amamos y somos amados. Compasión ante los eventos del mundo, uno es feliz y quiere que todos lo sean…

Pero el amor por si solo no logra nada, aquella persona que ama y no hace nada al respecto solo logra una existencia miserable, llena de dolor y sentimientos encontrados que nunca lograran salir a flote. Solo cuando logramos hacer al respecto podemos avanzar…podemos alejarnos o enfrentarlo, pero no ignorarlo.

Como se puede ver, todos y cada uno de los sentimientos esta íntimamente ligado a la fuerza de voluntad, sin esta nada importaría…ya que no habría toma de decisiones.

¿Hemos perdido esto? ¿Hemos perdido la capacidad de actuar? Si esto fuera así…no habría parejas, matrimonios ni familias felices. Creo yo, que lo que hemos perdido es la capacidad de actuar, pero solo cuando no se trata de nosotros mismos.

Lo que nos falta es la fuerza de voluntad para levantarnos, erguir la cabeza y decir “Quiero hacer lo correcto. No quiero estafar a nadie, no quiero pisotear a nadie, quiero ayudar”

Solo así, podremos hacer lo correcto.

Ayudar al mundo, y a todos lo que lo habitan.