martes, 17 de noviembre de 2009

Verguenza

De acuerdo, quiero que quede algo claro, yo nunca me he creído la gran cosa, nunca he tenido autoestima en lo respecto a mi personalidad o fisico.

Y la mayor parte del tiempo yo soy el primero en insultarme, o en resaltar los defectos de mi persona. Quiero dejar eso en claro.

El problema, la razón por la que me encuentre mosqueado en estos momentos, es que me encontraba hablando con una compañera de estudios y ella me comentó que tenía amigas simpaticas...y yo, en son de broma, le pedi que me las presentara...¿y su respuesta?

-No...es que me das roche. Me daría verguenza presentarte.

Y no solo bastó con este golpe a mi moral, aclaró que se refería a que fisicamente le daría verguenza que sepan que se junta conmigo.

¿Me he dejado claro?

Ahora...yo podría dejarlo pasar y darle toda la razón del mundo...si la tipa fuera simpatica. Lo cual no es. Y ella lo sabe. Y yo lo sé. De hecho...en el colegio le decían "Amorfa"...y yo la defendía, aunque mis defensas iban más hacía el punto que ella es una buena persona. Pero aún así...aparentemente soy vergonzoso.

Aparentemente...

Digo, yo me peleo con gente cuando a ella la insultan, o la ayudo con sus problemas y todo, ¿y aún así soy la clase de tipo que es "vergonzoso"? De acuerdo tal vez uno no se relaciona con lo otro...pero es que la tipa también es fea...y no lo digo por colera o algo, sí lo es. Y yo no tengo problemas con andar con ella, entonces...

Bah, ¿tengo derecho o no a estar molesto?

viernes, 6 de noviembre de 2009

El mundo esta lleno de...


La musica empezó a sonar a travez de los parlantes. Suave en sus inicios, solo dejaba espacio para los instrumentos, la voz del cantante no sería audible hasta mitad de la composición.

Sabía esto porque era la novena vez que mi compañero me hacía reproducir la misma canción.

-Quiero suicidarme- dijo de forma exagerada, mientras movía sus brazos al compás de la música. Pero en vez de parecer armonioso sus movimientos traían recuerdos de borrachos a mi mente. No tan alejado de la realidad supusé.

-No seas exagerado, solo es una canción- En realidad su estado de anímo no era po la canción en sí, pero intentaba alejar la conversación del verdadero motivo de su estado de anímo actual.
-Claro, porque yo muerto te sentaría tan mal- alargo la palabra mientras me dirigía una mirada acusadora, puntuando su sarcasmo de forma insatisfactoria.

-Admito que quiero verte muerto - le dije sin titubeos,aunque no era enteramente cierto, nos conocemos por un buen tiempo, y, como en la mayoría de personas, decirle que lo odiaba o quería ver muerto no debía tomarse a pecho- Pero si vas a morir no debería ser por una mujer, si vas a morir debería ser por algo más...defendiendo a otra persona, en una batalla moral, un accidente tragico que no pudiste evitar, una enfermedad contra la cual luchaste hasta el final, o aunque sea de edad, pero no por una chica. Esa sería una muerte deshonrosa y patetica.

-No digo que quiera morir literalmente, sabes eso.

-Supongo. Pero el hecho que te sientas "incompleto" como lo pones...no lo entiendo. El hombre nació solo, tendría sentido que muriese igual. Pero no morimos de la forma que nacimos, morimos de formas peores y menos milagrosas. Solo digo que en mi opinión, la perdida de tu pareja no debería causar una reacción suicida en tí, menos si consideramos que tu la engañaste primero y ella, harta ya de tí, te mandó al infierno.

-Perdida es perdida, no creo que puedas entenderlo...tienes 18 años y nunca has estado enamorado - Evité preguntar como podía decir estar enamorado si no tenía inconvenientes en engañar a su pareja...así que mi comentaria fue por otro lado.

-Nunca es un termino absoluto, y los absolutos no existen.

-Claro que sí- me dijo sin vacilar, y sus ojos cambiaron de verde a un azul tan oscuro que se asemejaba a negro, esta caracteristica de sus ojos siempre la había encontrado irritante, y añadió - La muerte es un absoluto.

-No necesariamente- Miré las estrellas, sintiendome pequeño al observar el vasto universo. ¿Por qué era que cada vez que quería hablar de las pequeñeces de la vida debía observar las estrellas? ¿Necesitaba recordar que yo también era pequeño, así que si mis palabras no eran tomadas en cuenta no debería importar?- Mi abuelo lleva muerto más de diez años, pero cada vez que mi madre habla de él se le prenden los ojos y el corazón, revive esos días cuando lo tenía a su lado, lo trae a la vida en su mente. ¿No es eso acaso una forma de desafiar a la muerte? A travéz de los recuerdos, buenos o malos, logramos la inmortalidad. Y la condición humana no es necesariamente absoluta tampoco, pese a lo que me puedan decir algunos religiosos, el hombre puede jugar a ser Dios. Cuando una persona escribe sobre personas que no existen, pero sus lectores los traen a la vida, ¿no es eso una forma de creación? En menos medida tal vez, pero aún así, desafiamos las leyes cada momento y sin proponernelos. Por ello nada es absoluto.

-Ya. Pués para mí esas son huevadas.

Sonreí, como siempre las conversaciones acababan de la forma más rara imaginable.

-Entonces debes tener la razón, el mundo esta lleno de huevadas.