jueves, 5 de agosto de 2010

En defensa de Superman


-Es que en serio no lo entiendo…

-¿No entiendes qué? O sea…no es tan difícil de entender…

-Es que…Superman apesta…además, deberías madurar, ya deja de leer comics y todo eso, ya estas grande.

Mi hermano se paró de la mesa y se retiró a su habitación, dejándome rascándome la cabeza. ¿Mi afición con los comics tenía algo de malo? Yo no lo veía así, es un medio de entretenimiento totalmente aceptable, y no daño a nadie, no me hago daño ni a mi mismo, entonces no entendía porqué se me pedía crecer y dejarme de “niñerías”

Probablemente es que mi hermano, igual que muchas personas, no entiende el porqué de mi fascinación con el personaje. A decir verdad mientras crecía nunca fui un gran fan de Superman, sabía de su existencia pero prefería a héroes más “creíbles” como Spiderman en vez del “aburrido” y “demasiado poderoso” Superman. Entonces, considerando que ya estaba totalmente predeterminado a que me desagradara el “hombre con los calzoncillos por fuera”, ¿Qué pasó que me hizo volver un fan total del Hombre de Acero?

Por más extraño que parezca, la razón fue trágica y triste. El divorcio de mis padres.

Tenía 14 años en ese entonces, y como podría predecirse este hecho tuvo un fuerte impacto en mi persona, tanto así que empecé a desligarme de mis amigos y familiares, quería existir en mi propio mundo, quería que todos me dejarán en paz (me molestaba bastante que ciertas personas se me acercaran buscando ayudarme cuando yo quería estar solo, además que solo me hacían recordar todo el problema) quería simplemente que todo se fuera al diablo... realmente no sabía que hacer de mi vida, añoraba que alguien se preocupara por mí pero al mismo tiempo alejaba a todos de mi lado. No sabía como lidiar con la situación, no solo con el divorcio, sino también con la caída del entorno familiar y las dificultades de que por sí traía la adolescencia. Era una época en la que mis hermanos empezaron a andar cada uno por su lado, en la que mi madre empezó a estar en su propio mundo y mi padre no se dejaba ver por ningún lado (tal vez los fines de semana, pero mi mente se iba a otros lados cuando lo veía en la casa)

Como deben saber, también es la época en la que se empieza a dejar la niñez y toda la protección que esta conlleva, el mundo se vuelve más real, y por ende más doloroso. Tus amigos empiezan a hacer bromas crueles y “aquel chico raro y sin amigos” pasa de ser “el raro del aula” a la persona que todos deciden molestar sin razón aparente. Y no me refiero a molestias pequeñas…a insultos y a veces golpes físicos. A veces yo era el que agarraban como blanco de los insultos y bromas y otras veces era yo, junto a otros, los que molestábamos a otros. Recuerdo que molestar a otras personas servía para descargar toda la ira y desilusión acumulada que tenía dentro mientras que cuando yo era el molestado simplemente me alejaba más de mis “amigos” y odiaba más al mundo en general.

Algo curioso es que mi héroe favorito, Spiderman, también estuviera pasando por una crisis de identidad. Todo el mundo sabía su identidad secreta, los villanos lo querían muerto, era perseguido por la policía, la Tia May estaba en el hospital luego de haber recibido un balazo y Peter no sabía que hacer. En fín, me sentía identificado con el personaje y leer sus historias me ayudaban a ahogarme en mi propia miseria y tragedia de vida, hasta que algo sucedió. En una saga Peter Parker decide “vender” su matrimonio al demonio Mefisto (eso significa que Mefisto borrara el matrimonio de la historia, reescribirá la historia para que ellos nunca se hayan casado), todo para salvar la vida de su tía.

Lo que podría parecer noble a mí me pareció la mayor estupidez de la historia. Aquí tenemos a una mujer que soporta todo, TODO, por amor, ¿y el idiota ese lo tira todo por la ventana para salvar a una señora de 80 años? Para colmo su tía había dicho que estaba lista para morir, que quería reunirse con su esposo, con el tío Ben.

Yo idealizaba esa relación, la clase de amor que significa que la pareja permanece junta pese a tantos problemas, era uno de los aspectos que más disfrutaba de esos comics, y simplemente me los arrebataban como si fuera nada. Así que tomé una decisión muy sencilla, nunca más iba a leer un comic del Hombre Araña, así de sencillo.

Mi hermano estuvo orgulloso.

Pero, como es usual, esta decisión no duró mucho. Aún quería leer comics, pero me negaba a leer uno de Spiderman y de toda esa casa editorial…lo cual me dejaba con la competencia. Mientras decidía que nuevo superhéroe sería el que me llevara de aventura a aventura sucedieron muchos sucesos en mi vida: acabé el colegio, mi vida familiar se fue aún más al infierno, me peleé con varios de mis amigos, perdí contacto con otros, en fin, numerosos accidentes.

Y ahí es donde entra el último hijo de Krypton. Recuerdo que estaba cambiando de canales cuando me tropecé con un capitulo de Smallville, esa serie de televisión que cuenta la juventud de Clark Kent antes de volverse Superman, en el capitulo en especial el padre de Clark estaba hablando con su hijo acerca del futuro…la conversación era algo como esto:

-Jonathan: Estas personas creen que eres Naman, una especie de salvador de la tierra. Jor-El quiere que sea un guerrero kryptoniano. Con o sin profecías no puedes dejar que otras personas te digan quien ser.

-Clark: ¿En quién crees que me convertiré?

-Jonathan: No lo sé. Puedes ser el héroe más grande del mundo o su ciudadano más educado, la única persona que puede escribir tu historia eres tú.

Realmente la interacción de padre e hijo en ese momento me pareció hermosa, así que decidí dedicarme a ver el resto del maratón de la serie. Es cierto, tenía muchas fallas pero el mensaje, el corazón de la historia, era extremadamente bueno.

Así que empecé a comprarme los DVDs de la serie, y la vi de principio a fin. Esto despertó en mí cierto interés por las historias de Superman, así que como es lógico empecé a leer varias de sus aventuras y tratar de leer la mayor cantidad de comics del personaje como se me fuera posible, y me sorprendí a mi mismo siendo fan y abogado defensor de este mi nuevo personaje favorito.

Muchas veces gente me ha dicho que el personaje de Superman es ridículo ya que tiene demasiados poderes, es imposible identificarse con él y porqué su traje es ridículo. Estoy escribiendo esto para defender, una vez más, al personaje de todas aquellas críticas y demás.

¿Por qué el personaje de Superman es tan interesante? No es acerca de sus luchas contra los supervillanos y demás, es acerca del personaje y lo que este representa. Es acerca de destilar todas las bondades de la humanidad en si misma, de la inspiración que da.

Mucho se podría decir, y sonaría muy estereotipado, acerca del “extraterrestre/ hombre que tiene todos estos poderes pero lo da todo por la humanidad”, ese es un concepto que muchos usan para criticar al personaje. Pero este es un caso donde la mayor debilidad es a la vez su mayor fortaleza. No es que Superman sea así, sea este héroe bondadoso y bueno, por el solo hecho de ser bueno, sino el personaje es así gracias a sus padres. Es así por como lo educaron, por las personas que conoce…uno ve una conversación entre los padres, Jonathan y Martha, y Clark y si has tenido malos padres, o padres que no han cumplido tus expectativas, desearías tener padres como ellos, desearías tener una familia como esa.

No es tampoco como si te restregaran en la cara la imagen de una familia feliz, sino es algo que te lleva a pensar “Vaya, que bonita familia, yo quiero algo como eso. Tal vez no lo tuve con mis padres, pero lo tendré con mis hijos” Y sí uno a tenido buenos padres, ver una interacción como esa simplemente te lleva a apreciarlos aún más, puedes apreciarlos o no de por sí pero ver esto te lleva a decir “Wow, mis padres son como ellos, que una bonita familia” Es algo especial que puede llevarte a ir donde tus padres y simplemente darles un abrazo y decir “Los quiero y gracias por ayudarme a ser la persona que soy hoy. Gracias por siempre estar ahí”

La historia del personaje es acerca de ver las bondades absolutas inherentes del ser humano. Hay tantas historias, de ficción y reales, acerca de muerte y sufrimiento. En los mismos comics se tratan temas como la desesperación, las muertes y el sufrimiento…pero la gran diferencia con los comics de Superman es que ante estos hechos el personaje se mantiene firme, puede caer pero siempre se levanta, se mantiene como este símbolo de esperanza para los demás.

El mismo Batman lo dijo una vez: “Tu eres Superman, tu trabajo es inspirar a los demás, la gente te admira…tu trabajo es hacer que los otros te sigan”

Y ahí esta realmente la esencia del personaje, eso es por lo cual soy tan fan, por el hecho de que es visto como el más grande héroe no por sus poderes, sino por su código de conducta y por su propia personalidad. Mientras yo estaba en mi periodo de hundirme en mis propios problemas y concentrarme en todas las cosas malas que yo tenía simplemente empecé a leer estas historias y me ayudaron, por más patético que suene me hicieron levantarme y decir “yo también puedo sobreponerme a mis problemas, y poner mejor cara a la situación, tratar de lidiar con esta en vez de huir”

El hecho de que el más grande poder del personaje no sea volar o la súper fuerza sino su propia humanidad es otro rasgo que influye en mi decisión de considerarlo el mejor personaje de todos. Él puede perder todos sus poderes, cosa que ha sucedido en numerosas ocasiones, pero aún así va a inspirar a otros, porqué su fe en la humanidad no se acaba. Ser una buena persona es la mejor característica de este personaje, y ese es el mensaje de todas las historias, que siempre debemos estar listos para sobreponernos a los problemas y que nunca debemos perder la esperanza. Ya que si yo soy fan del personaje, demonios voy a tratar, incluso subconscientemente, de ser una mejor persona porque quiero ser así, porque no deseo que mis problemas me traigan abajo, porque quiero ser bueno y ayudar a otros.

Tal vez no puedo abrirme la camisa y detener criminales o tratar de salvar un avión pero sí puedo, y debo tratar, ser bueno. Por mí mismo y para ayudar a otros, porque uno sabe lo que es estar ahogado en tus problemas y ahora que se ha podido salir de ahí, tal vez puedes ayudar a que otros hagan lo mismo. Tal vez siendo una buena persona, dando consejos basados en un buen código moral y vivir la vida tratando de ser correctos, siendo bondadoso y teniendo los brazos abiertos para cualquier persona que necesite ayuda, apreciando a los demás sea suficiente. Una persona sí puede hacer la diferencia, aún si es sin súper poderes, porque puede empezar una tendencia sirviendo de ejemplo para los demás.

Esa es la razón por la cual estimo al personaje tanto. Ya que no es por las peleas contra el general Zod o Brainiac, no es acerca de su muerte a manos de Doomsday, es acerca del mensaje que puedes sacar de leer todas estas historias, de lo que puedes llevarte e incorporar a tu persona, las historias son entretenidas pero el mensaje, eso se queda contigo.

Una de las razones por las cuales salí de mi hoyo de autodestrucción y egoísmo, por más inmaduro, tonto o ridículo que suene, fue por este personaje. El personaje me ayudo bastante ya que me llevó a pensar “Demonios, yo quiero ser así, yo quiero hacer que otros no se sientan tan mal y ayudarlos a salir de sus hoyos de sufrimiento” pero para lograr esto tuve que aplicar todos los mensajes y consejos a mi propia vida, empezar a disfrutarla y esperar lo mejor de la gente, empezar a disfrutar la vida en si misma, empezar a tener optimismo…y eso es lo que el personaje da a otros, eso es lo que representa.

Creo firmemente que si más personas vieran estas historias de esta forma, o por lo menos llegaran a estas conclusiones de otras formas, todo sería mejor. Porque no es acerca de detener ladrones ni entrar a edificios en llamas, es acerca de estar ahí para otros cuando lo necesiten…y eso cualquiera puede lograrlo.

Y por eso este fan de Superman esta orgulloso del personaje… ¡con todo y calzoncillos afuera!