domingo, 15 de abril de 2012

El regreso



“Smallville tendrá una nueva temporada en comic”
Al principio no supe cómo reaccionar a la noticia. Es cierto que durante mucho tiempo amé la serie y al personaje de Superman, pero actualmente no puedo notar que aquella serie de televisión tenía fallas muy grandes, muchos momentos mal ejecutados y guiones que rondaban en lo absurdo. Además de unos cuantos personajes a los que odiaba con la pasión de mil soles en explosión.
Para ser honesto actualmente me he alejado bastante de mi obsesión con Superman y todo lo que eso conlleva, he pasado por un periodo bastante amoral en mi vida y el cinismo en mi corazón fue durante una larga temporada lo único que me mantenía cuerdo, aprendí a burlarme a regañadientes del mundo, aprendí a criticarlo y a pensar que no existía esperanza, que todo era una porquería y porquería se quedaría, al infierno todo, egoísmo es rey y así se mueve el mundo, mejor aprender a moverse en él.
Luego he tenido un periodo de obsesión con la redención. Con la aceptación de errores pasados y la idea de que, tal vez, una vida correcta vale la pena ser vivida. No creo personalmente en la redención como un objetivo –al igual que no creo en un cielo después de la muerte- ya que no creo que uno debería actuar por una recompensa u objetivo especifico, creo que si se obra bien es solo por el mismo hecho de hacer lo correcto, creo que si tratas de redimirte tienes que ser consciente que nunca podrás borrar el pasado, que posiblemente nunca te puedas perdonar enteramente tus errores –aun si los demás si pueden hacerlo- al final, creo que lo que vale es el intento. Creo que la redención no es algo que se logra, es algo que se aspira y que se lucha por “obtener” durante todos los días de tu vida.
Pero aun así, parte de mi cinismo se mantiene. Dudo realmente que el mundo se pueda mejorar, dudo realmente que algún día todo salga bien, y mi optimismo y amor por la humanidad no alcanza ni por asomo los niveles que tuve durante el cenit de mi idealismo. Pero lucho contra eso, pese a lo que “se” trato de hacer mi parte por hacer del mundo un lugar mejor. Trato de ser bueno con mis amigos, con mi familia, de dar asiento en los buses, de donar a los demás, estoy realmente tratando de hacer conexiones humanas para volver a ser quien solía ser.
Y casi como si de una señal ridícula se tratara esta noticia cae sobre mi. Una nueva historia de Clark Kent. Una nueva historia del bien versus mal, una nueva aventura de aquel personaje que representaba a la perfección todo lo que yo anhelaba ser. Es estúpido, lo sé, pero gran parte de quien era yo estaba conectado con el personaje de mallas azules.
-¡Odio que tantas series que veía y ya han finalizado sean continuadas en comics, es de nunca acabar!- es algo que pensé luego de digerir las noticias. Pero, ¿no será acaso algo bueno? Estos héroes que siempre luchaban por un mundo mejor me inspiraron a cambiar mi forma de vida, y una vez idos –coincidentemente- mi vida volvió a sumirse en el mismiso infierno moral. Estas nuevas aventuras podrían oportunidades para aprender nuevas lecciones, para la introspección, y quien sabe, tal vez hasta para re aprender viejas lecciones.
Sé que es ridículo – hasta estúpido- y completamente geek, se que podría ridiculizarse a “Dios hombre, tienes 21 años, deja las idioteces y se tu propio hombre”. Y lo he tratado, creo que he llegado a un compromiso entre idealismo y realismo que es independiente de libros o personajes inspiradores, pero no puedo evitar el hecho de que todos estos personajes toquen una fibra emocional dentro mío. Yo no ridiculizo a las personas y su amor por objetos que los inspiren a hacer algo, entonces, no temo al ridículo, nunca tuve vergüenza de admitir mi cariño hacia este tipo de historias y el efecto que tuvieron en mi vida, y no pienso cambiar eso ahora.
Así que…Superman, posiblemente, este regresando a ser parte de mi vida.
Y no podría estar más alegre al respecto.
Saludos.